3 de enero de 2012

Reseña de Trial by Fire de JO Davis

Título: Trial by fire
Autor: JO Davis
Saga: The Firefighters of Station Five
Género: Romántica


Sinopsis:
<<No te dejes quemar…
El Teniente Howard “Six-Pack” Paxton ama tres cosas: ser un bomber, montar su Harley, y su soltería. Eso es, hasta que la curvilínea Kat MacKenna cae en sus brazos en medio de la escena de un incendio, y derrite los seis pies de músculos bronceados.
Pero justo mientras la pasión se enciende entre ellos, y exploran nuevas alturas del éxtasis, un pirómano implacable con un secreto mortal y sediento de venganza se convierte en su peor pesadilla.

Según mi opinión:
  Lo primero: Quiero un bombero! (Ya que Papa Noel no cumplió mi petición, lo digo públicamente, a ver si pronto se cumple mi deseo). Ah, pero no quiero un bombero cualquiera quiero un Howard, con un Six-Pack como el de él… este hombre alto, fuerte, sobreprotector, posesivo y robusto ha llevado mis fantasías sobre bomberos a otro nivel.

  Kat es una mujer normal. ¡Sí, habéis oído bien! Una mujer de carne y hueso (no sólo huesos) Ya estaba cansada de la perfección encarnada, de mentes prodigiosas y cuerpos esculturales. Ella es alguien como tú y como yo. Con una dulzura y una comprensión que muchas no alcanzarían, eso sí. Pero ya sabéis cada uno tenemos unas características y unos defectos.

  Sobre todo me ha encantado su psicología a la hora de tratar los traumas de Howie. Lo hace con una entereza y coraje del que much@s careceríamos, es eso lo que la hace brillar.

  Sin embargo, y el hecho por el que no le he dado la máxima puntuación es: ¡¡estoy cansada, exhausta de los psicópatas en los libros románticos!!! ¿Acaso no hay más problemas en la vida real? Esperaba una trama diferente, sinceramente. Eso no quiere decir que el tema no esté bien llevado, por el contrario, aunque tienes pistas no averiguas hasta el final quien es este desequilibrado, eso hace que se mantenga la intriga de principio a fin y el ritmo con el que suceden las cosas es envidiable. Hubo un par de veces en los que me descubrí a mí misma sintiéndome como en un capítulo de Mentes Criminales, en el que no solo quieres que atrapen al asesino, sino que quieres saber qué corre por su mente y quién es capaz de semejantes barbaries.  

 Posiblemente, es culpa de mi animadversión a este tema la que ha causado un descenso de puntos. Eso y que la traducción que encontré era desastrosa. A pesar de eso tengo que agradecer a las traductoras que sin esperar nada a cambio dedican parte de su tiempo a traernos algunos de estos libros que de otro modo no podríamos leer en España.

  Bien, la puntuación entonces es de cuatro chocolates.

Un abrazo, Mel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada