31 de marzo de 2012

Christiane, la parte humana de Sarah Lark.

Anoche tuve el placer de asistir a la presentación de “La canción de los maoríes”, la segunda entrega de “En el país de la nube blanca” (libro que compré anoche).
Lo primero de todo, tengo que felicitar a Rodolfo por la maravillosa iniciativa que ha tenido para hacer de Vera, mi pueblo natal, un lugar un poco más culto. Pues una presentación de este calibre era algo que ni siquiera llegaba a imaginar.

Tengo que aclarar algo que me hizo muchísima gracia. En el libro dice más de 2.000.000 copias vendidas en todo el mundo, pero esto en realidad se reduce a Alemania y los países de habla hispana en los que está traducido. Según la autora, para los escritores alemanes es casi imposible que los traduzcan a inglés (¿de qué me suena eso?) por lo tanto lo que ha conseguido ella es casi un milagro, ya que actualmente se encuentran trabajando en la traducción de sus novelas, y se espera que sea publicada la primera hacia octubre 2012.

Si me gustan las presentaciones es porque en ellas podemos conocer la parte humana de esas personas que escriben libros. Podemos ver quién hay tras esas obras maestras que tanto nos fascinan.

Sarah Lark es en realidad Christiane. Una mujer que impulsada por sus padres se convirtió en maestra pero que durante toda su vida había querido “contar historias”. Un día una editorial llamó a su puerta y la invitó a escribir un libro sobre equitación. Sin ninguna duda ella dijo SÍ, nos aseguro que aunque le hubieran pedido escribir sobre matemáticas, ella habría aceptado. Christiane se convierte en top ventas con sus libros para niños. Nadie esperaba que los libros de equitación pudieran venderse tanto pero así fue. Fue poco después cuando quiso probar suerte con la novela histórica. ¿Qué sucedió? Entre risas nos contaba que nadie quería novelas históricas de Christiane. Volvió a intentarlo y de nuevo sucedió lo mismo, nadie compró su libro. Confiesa que se sintió decepcionada y pensó que iba a pasar el resto de su vida escribiendo sobre caballos. Pero obviamente, su miedo no se cumplió.

Un día su agente la llamó por teléfono y le dijo que en una editorial buscaban a alguien para que escribiera novela histórica, y que lo único que le pedían era que los hechos sucedieran en un país exótico. Ella empezó a pensar en países exóticos y finalmente se decidió por Nueva Zelanda. ¿Por qué? Muy sencillo, porque la colonización de este país fue “sencilla”, sin una fuerte guerra que trajera demasiado derramamiento de sangre. Ella quería hacer una historia diferente de la época y dejar un poco de lado todas las batallas características, al tiempo que nos mostraba una historia corta y poco conocida: la de Nueva Zelanda, un país al que a pesar de que le gusta mucho, nunca se trasladaría.
Y bueno, aquí la tenemos ahora, siendo una escritora de éxito que vende millones de ejemplares “en todo el mundo”.

¿Por qué vive Christiane en España? Hace unos años visitó a unos amigos que vivían en Vera, le gustó mucho su finca, y como buen amante del sol se enamoró del lugar. Se enamoró concretamente de Mojácar, lugar en el que vivió hasta adquirir su propia finca.
Con estas palabras llego hasta lo que más me gusto de la noche. Como algunos de los presentes hablaban de sus caballos, (como Sara, la blogger almeriense a la que tuve el placer de conocer) creí que “se dedicaba a los caballos”. Nada más lejos de la realidad. En su finca, Sarah ha creado una especie de orfanato para estos preciosos animales. Allí se encarga de animales que debido a la crisis la gente no puede cuidar, de animales que ya no sirven para el trabajo y que por ello sus dueños quieren sacrificar o incluso de algunos que tras sufrir lesiones son abandonados.
En sus propias palabras dijo: “Sarah gana mucho dinero, de modo que yo puedo encargarme de esta labor”. Preciosa labor, ¿verdad? Personalmente se me enterneció el corazón al conocer esta maravillosa obra. Pienso que son esas personas que “están ganando tanto dinero”, las que de un modo u otro deben hacer labores como esta y ayudar a que el mundo sea un poco mejor.

Christiane también ha escrito bajo el seudónimo: Ricarda Jordan, aunque de momento no podemos encontrar estas historias (que al parecer suceden en Mojácar) en nuestras librerías, aunque si sabéis alemán… jajaja
Como curiosidad por sus seudónimos anoche aseguró que no es bipolar, ni sufre ningún trastorno de personalidad ni nada parecido. Ella es Christiane y aunque asegura que cuando surgió Sarah Lark trató de ser más amable y mejor persona con sus vecinos ingleses, pero irremediablemente, Sarah era igual que Christiane.

Nos contó cómo pasa sus días: “por las mañanas trabajo con los caballos, y por las tardes escribo. A veces incluso me quedo más tiempo escribiendo, porque necesito saber qué va a ocurrir en la historia”. Tal vez esa disciplina sea la que hace que escriba un libro en 4 meses, ya que suele escribir una media de 10 páginas diarias. Claro que ese no es todo el trabajo, pues una vez el libro escrito lo lee una y otra vez.

Actualmente además de estar trabajando en la tercera entrega de “En el país de la nube blanca”, también trabaja en una nueva saga histórica que sucederá en el Caribe, donde obviamente, habrá más batallas.

En conclusión, ayer lo pasé muy bien durante esas casi dos horas que duró la presentación y me siento muy feliz por haber podido conocer a la autora.

Prometo traeros pronto la reseña de “En el país de la nube blanca”.

Un besazo, Mel.

PD: lamentablemente mi foto con la autora no salió bien :-(

7 comentarios:

  1. Alaa no sabia que era mi "vecina"!! Yo vivo en Carboneras!! A 15 minutos de Mojacar! jeje La verdad es que es un lugar maravilloso para vivir ^^ Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿En serio? Estamos a un pasito entonces!!!! Esto sí es una buena noticia!! ;)

      Sí, Mojácar tiene encanto... comprendo perfectamente que los extranjeros quieran quedarse por esta zona jajajaja

      Besitos

      Eliminar
  2. Siento que la foto no saliera bien, teniamos que haberlo hecho con mi camara y luego te hubiera pasado la foto...ains, que despiste u_u

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja No te preocupes, no pasa nada. ;)

      Besitos

      Eliminar
  3. Me gusta tu blog... te sigo. Un besito y espero verte por el mio...

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué suerte!. Christiane tiene que ser un encanto de mujer. A mi, su primer libro me encantó y tengo el segundo en la lista "próximas lecturas".

    Muak.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la segunda parte pinta muy bien Pilar... dijo que cuenta más sobre los maories y los protagonistas son las hijas de las del 1º.
      Es muy maja, la verdad que sí.

      Besitos

      Eliminar