30 de octubre de 2012

Reseña de Rosas sin espinas, de Nora Roberts


Título: Rosas sin espinas
Título Original: Bed of Roses
Saga: Cuatro bodas
Autora: Nora Roberts
Editorial: Debolsillo
Género: Romántica
ISBN: 978-84-9989-212-2

Sinopsis:
<<De niñas lo compartieron todo y con los años se han convertido en mujeres divertidas, sexis e independientes. Juntas han montado una empresa donde cada una aporta lo mejor de sí para convertir una boda en el día perfecto. El éxito está asegurado si Parker se ocupa de la organización, Laurel del banquete, Mackensie de las fotos y Emmaline de las flores. Si alguien sabe cómo planear la boda perfecta es este cuarteto de amigas. Aunque organizar varios enlaces a la semana no garantiza encontrar el amor, que siempre aparece cuando y donde menos lo esperas… como le acaba de suceder a Emma.
De flores y ramos de novia, Emma sabe un rato. Y de hombres también. Es, sin duda, la rompecorazones del grupo; pero en realidad sueña con encontrar a esa persona que lo cambiará todo. Lo que nunca imaginó es que pudiera tenerla tan cerca… ¿Puede la amistad transformarse en amor? Y ese nuevo camino que ha empezado a recorrer, ¿estará sembrado de rosas o de espinas?>>

Según mi opinión:
En primer lugar deciros que este libro también podéis encontrarlo en edición normal, pero en tiempo de crisis, una tiene que conformarse con la edición de bolsillo… ¡y suerte que existe!
Ahora sí, comencemos:
La portada es muy bonita, como la anterior. Y transmite muy bien el contenido de la historia. Estoy muy contenta de tener estos preciosos libros en mi estantería, además del contenido, por su apariencia. (Sí, llamadme romántica. No tengo solución, lo sé).
Los personajes:
Emmalaine no es para nada lo que me esperaba. Ha sido un gran: tacháaaan, por parte de Nora Roberts. Es la típica ligona que sabe disfrutar de cada momento, extrovertida, apasionada, divertida y una Romántica empedernida (mira, como yo). Me ha gustado el hecho de que nuestra querida Emma venga de una familia estable, en la que el amor rodea a todos, y sin ningún trauma. Es una mujer enamorada de las flores y de la idea de amor. Tiene su propio momento utópico grabado a fuego en su conciencia. Pero el amor viene de donde menos se lo espera.
Jack Cooke es todo lo contrario. Procedente de padres separados, cuyo divorcio no superó jamás, le tiene pánico al compromiso. Es un Don Juan en toda regla. Uno de esos chicos con las que nos encontramos día sí, día también anhelante de sexo. Le gustan las citas y disfrutar de las mujeres, pero no puede soportar que invadan su intimidad, que crucen alguno de sus muchos límites.
¿Qué decir del resto de personajes? Nora Roberts sabe escribir sobre la amistad mejor que nadie y por ello vemos bastantes escenas entre las cuatro amigas, o entre Jack, Del y Carter. Es increíble cómo consigue mostrar la unión entre las personas. Y ya tengo a todos los personajes emparejados en mi mente, por ello tal vez, ansío con más fuerza poder leer los otros dos libros.

En cuanto a la trama
Nora Roberts no tiene nada de sorprendente. Si estáis buscando golpes inesperados, giros rotundos o grandes complicaciones, ésta no es vuestra autora. Pero la sencillez de sus tramas, una sencillez que empiezo a sospechar la caracteriza, te hace soñar, te permite soñar.
Alguien me dijo una vez que todos los libros de amor son iguales, pero lo emocionante es conocer cómo llegan hasta el mismo final los diferentes personajes. Supongo que algo así es lo que sucede con esta autora.
El ritmo se mantiene constante, haciéndose pesado únicamente al principio cuando la autora abusa en la explicación sobre la profesión de Emma. Me gusta que nos cuente qué hace o como lo hace y por qué, por supuesto, pero he encontrado demasiado detallado todo. A veces menos es más. Afortunadamente, este hecho tampoco ha hecho que la historia se haga pesada, por lo que lo dejaremos como un detalle irrelevante.
Me he encontrado sonriendo como una tonta en numerosas ocasiones, por el romanticismo o por diversión, y eso hace de Rosas sin espinas una historia especial. Esta es una de esas novelas que hace que quieras creer en el amor, tanto o más que la propia protagonista.
También se me han escurrido un par de lágrimas cuando aparecieron los problemas y es que esta mujer sabe expresarse muy bien y transmitir mejor.
El fallo que he encontrado, como en la entrega anterior, es que le falta un poco de intensidad, me falta enamorarme más de Jack (aunque le adoro, mucho más que a Carter. Al parecer me gustan los chicos malos).  Por ello y a pesar de que esta mujer me ha conquistado una vez más, no le puedo dar el Always and Forever.


¿Habéis leído este libro? ¿Os gustó? Si no lo habéis hecho y os gustan las historias de amor, no dudéis en acercaros a la librería. Inevitablemente esta saga me recuerda a una de esas películas de comedia romántica sencillas, en las que a pesar de los obstáculos, triunfa el amor. Y nos hacen suspirar. Me gustaría ver estos cuatro libros adaptados a la gran pantalla, porque serían esas películas que ponemos en las noches de chicas o cuando nos da el bajón o nos sentimos melancólicas. Una de esas películas que las mujeres románticas vemos hasta la saciedad. Ais…
No hay nada más que pueda deciros para que leáis esta saga.

Un besito, Mel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada