24 de diciembre de 2013

Navidad

Hace unos días que los blogs se han teñido de nieve, deseos, felicitaciones y palabras bonitas. Sé que este pequeño rinconcito mío está medio abandonado últimamente, pero no iba a dejar pasar una fecha como esta.
Soy una amante de la Navidad, no voy a esconderme para decirlo. Sé que estos días se ve favorecido el capitalismo y que los centro comerciales son los lugares con más espíritu navideño del mundo, pero a pesar de ello, en estos días también aparecen esos sentimientos que parece hemos olvidado en los últimos tiempos. La Navidad es para mí sinónimo de humanidad. Los valores que escasean en estos tiempos, parece que vuelven a inundar nuestros hogares: comprensión, compasión, humildad, cariño, amor, acciones desinteresadas, detalles… Incluso los anuncios de televisión se tiñen de estos colores.
Son días para estar con las personas que más queremos, personas con las que compartimos el día a día, personas que vemos de tarde en tarde, y también para acordarnos de los que no están o que a pesar de estar en nuestro corazón, están lejos.
Días llenos de detalles pequeños como palabras inesperadas, llamadas o visitas sorpresa y buenas acciones. Porque en Navidad todos nos olvidamos un poco de nuestro egoísmo y pensamos un poco más en los demás. Eso es para mí lo que hace especial la Navidad.
También me encantan estas fechas porque todos recuperamos un poco esa ilusión que hemos ido perdiendo con los años. Las sonrisas de los niños tiñen los hogares que hacen sonreír a su vez a padres y abuelos. Los brindis se hacen por cualquier excusa. Nuestros mejores deseos por una vez en todo el año no son únicamente para nosotros. Las comidas, sean más ricas o más podres, son una excusa para reunirse y hasta las familias más distanciadas, se ven unidas por Navidad.
Tengo la gran suerte de ser capaz de apreciar y disfrutar de la magia que nos hace mejores estas fiestas. Y por supuesto también tengo la gran suerte de estar rodeada de personas maravillosas que estos días me demuestran especialmente que están ahí para mí cada día del año.  

Desde éste, mi rinconcito en la red, os deseo Felices Fiestas. Que las sonrisas y los buenos momentos inunden vuestros hogares, que las penas se diluyan y brindéis junto a los vuestros por el simple hecho de teneros unos a otros.  

1 comentario:

  1. hola chicos!! les traigo una iniciativa que tal vez a mas de uno le va a gustar!

    http://lacalaveraintelectual.blogspot.com.ar/2014/01/iniciativa-blogs-asociados.html

    ResponderEliminar