26 de febrero de 2015

Reseña de Entre Sueños de Ángeles Ibirika



Título: Entre sueños
Autora: Ángeles Ibirika
Género: Romántico contemporáneo
Isbn:9788498724028
Editorial: Zeta Bolsillo
Consíguelo aquí

Sinopsis:
<<Beatriz nunca quiso conocer a su abuelo, pero cuando se entera de que a su muerte todas las propiedades del viejo le pertenecen, las acepta para venderlas al mejor postor.
Antes de que las tierras sean adquiridas por un comprador, una situación inesperada y humillante, provoca que Beatriz, la sofisticada mujer de ciudad, corra a refugiarse en aquel lugar que considera inhóspito.
Allí, en el apacible pueblo de montaña de Roncal, se encuentra con Jon, el atractivo veterinario que gobierna las tierras, el ganado y los negocios de su abuelo, y que siempre pensó que las posesiones pasarían a sus manos para continuar la labor del anciano, al que quiso como a un padre.
La llegada de Beatriz, a la que él considera una mujer sin alma que permitió que el abuelo viviera y muriera solo, será el inicio del enfrentamiento entre dos corazones orgullosos que están seguros de tener poderosas razones para odiarse.
Pero el Valle de Roncal es una tierra legendaria y hermosa. ¿Podrá, ese lugar mágico, cambiar las ambiciones, transformar los sueños, convertir el odio en deseo, y el deseo en amor?>>

Mi opinión:
A veces, cuando voy a hacer una reseña, no sé por dónde empezar, por eso me marqué unas pautas, que en esta ocasión me va a resultar imposible seguir. ¿Por qué? Porque cuando un libro te hace sentir todo lo que éste me hizo sentir, las palabras se agolpan dispuestas a salir en primer lugar, sin prestar atención al orden.
No conocía a Ángeles Ibirika, pese a que me la habían recomendado, a sus libros no les llegaba la hora. Hoy estoy encantada de haberme decidido a leer uno de ellos, estoy enormemente feliz por haber conocido a esta magnífica autora. ¿Todo son palabras bonitas? Pues sí. Todo.
La narrativa de la historia es impecable, todas las palabras están donde deben y no hay siquiera una coma que haya echado en falta. ¿La trama? Perfecta. Con un ritmo constante, intriga, pasión, culpa, rencor… y más muchos más sentimientos. Con la información dada en cuentagotas, enganchándote más de lo que creías posible. Una trama usada con inteligencia que hace que conozcas a los protagonistas paulatinamente y eso te hace conocerles de verdad.Porque esta es una novela de esas que son de verdad, una historia que perfectamente podría estar basada en hechos reales, en la que los protagonistas tienen un pasado y unos errores cometidos, como todos y cada uno de nosotros. Eso hace que sea real, que sientas que cada una de las situaciones sean posibles, que sueñes incluso que te sucedan a ti. Me he emocionado con esta novela, he sentido rabia, dolor, comprensión e incluso me he enamorado.
¿De quién? De Jon. Un hombre atractivo (como no), fuerte, trabajador, cabal, inteligente, un hombre con tesón, en definitiva, un hombre de pies a cabeza dispuesto a luchar con todo lo que lleva dentro que, os aviso ya, no es poco. Ciertamente no apruebas todos sus actos (ni pensamientos), y eso lo hace más real, pero te cautiva con frases como ésta (no puedo evitar este Spoiler):
“No quisiera morirme sin haberme vuelto loco de amor correspondido. (…) El amor debe ser algo que te haga perder la razón susurró. Algo que te ate para siempre a unos ojos, que no te deje respirar cuando no puedas mirarte en ellos…”
¿Qué, ya os habéis derretido?
En cuanto a la protagonista, es casi imposible no sentir cariño por ella. La he comprendido con facilidad, empatizando con ella como hacía mucho que no lo hacía. Los personajes secundarios… y es que hasta ellos merecen ser mencionados, porque las personalidades están perfectamente delineadas. Te encariñas con todos, y sientes que los conoces desde siempre, como en pocas novelas sucede.
  Hablemos de Ronkal… Quiero ir a este pueblo Navarro. Eso es todo cuanto pensaba cada vez que la autora nos describe uno de los muchos maravillosos parajes de aquella sierra. Quiero sentir el olor, el viente, ver el cielo y la variedad de verdes de su vegetación. Los detalles de la descripción están tan cuidados, tan bien hilados que si un día de estos puedo visitar el lugar creo fervientemente que podré reconocer cada rincón de los que nos describe Ibirika.

Otra cosa que he de señalar, y que me ha fascinado es el mensaje que he podido aprender al terminar, y es que como bien sabéis, me encanta encontrar o rescatar el mensaje filosófico o zen de toda historia. En esta ocasión no sólo me vino a la mente que nada es lo que parece, sino que todos los trabajos son igual de buenos y honrados. Que no importa a qué te dediques, importa lo que sientes, lo que llevas dentro. Muchas veces juzgamos erróneamente a cierto colectivo de trabajaros debido a que nuestra sociedad está clasificada en escalones, siempre he defendido la injusticia de este hecho, y con este libro puedo reiterar mis palabras. Además me ha hecho pensar mucho en cuanto a los sueños, en cómo éstos cambian a la par que lo hacemos nosotros y cómo a veces nos empeñamos en aferrarnos a ellos, sin ver o admitir que ya no están o incluso que ahora ha nacido una variante del sueño inicial.

¿Qué más puedo decir? Me pasaría horas y horas desmenuzando esta historia y hablando maravillas porque estoy encandilada. Esta es una de esas historias que te engancha en cuanto la empiezas y al mismo tiempo comienza a meterse sigilosamente en ti hasta alcanzar tu alma. Esta novela te hace sentir, te hace vibrar y hacía demasiado tiempo que no leía algo que me hiciera sentir tanto. La pluma de Ángeles Ibirika es mágica, y ¿qué sucede con la magia una vez la conoces? Que se hace indispensable. De ahí que este libro sea para mí un Allways and Fover.



Nos leemos pronto.

Un beso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada