13 de septiembre de 2011

Reseña: Rubí by Kerstin Gier

Título: Rubí
Título original: Ruby Red
Autor: Kerstin Gier
Género: Juvenil Romántica
Editorial: Montena
ISBN:  978-84-8441-666-1
Páginas: 359

Sinopsis:
En casa de Gwendolyn Sheperd nada ni nadie es del todo “normal”, empezando por su excéntrica (¡y cotilla!) tía abuela Maddy, que tiene extrañas visiones, pasando por Lucy, que se escapó de casa hace 17 años sin dejar rastro alguno. Y para acabar, también está Charlotte, su encantadora y (rabiosamente) perfecta prima, quien, según parece, ha heredado un extraño gen familiar que le permitirá viajar en el tiempo. Pero un increíble secreto está a punto de salir a la luz: la portadora del misterioso gen para viajar a través del tiempo no es Charlotte, ¡sino la propia Gwen! Ella es, en realidad, la duodécima (¡y la última!) viajera en el tiempo y se dice que cuando su sangre se una a la de los otros once viajeros, se cerrará el misterioso “Círculo de los doce”. Para obtener más información, Gwen deberá viajar al pasado y por suerte o por desgracia, no lo hará sola: la acompañará el úndécimo viajero en el tiempo, el arrogante, atractivo y sarcástico Gideon, con quien va a vivir algo más que una peligrosa carrera a través del tiempo…

Extracto contraportada:
Como cualquier otro día, regresé pronto a casa al salir del instituto. Mi tía se había quedado sin sus dulces favoritos y me ofrecí para ir a la tienda a comprar más. Pero de camino empecé a sentir algo muy extraño: las piernas me temblaban y tuve una sensación rara en el estómago.
De repente, la calle desapareció ante mis ojos.
Poco después reapareció, pero muchas cosas eran diferentes. Había vuelto al pasado.
Me llamo Gwen y soy la última viajera en el tiempo. Así empieza la aventura de mi vida…

Según mi opinión:
Empiezo como siempre, para no variar, con la portada. Preciosa! Me encanta. Puede parecer algo infantil, lo que puede darnos una imagen equivocada del libro, pero es diferente, innovadora, y me pierden este tipo de cosas.

Gwendolyn Sheperd es una chica normal y corriente, una adolescente que hace tanto como puede para sacar buenas notas pero que no destaca en nada en particular… bueno tal vez sí lo hace: es una patosa. Su particular sentido del humor me ha hecho reír prácticamente en todas las páginas de esta bonita historia, y su valentía (de la que no había dudado en ningún momento) han hecho que esta muchacha me caiga aún mejor, aunque no llega a límites apasionantes como vemos en otras protagonistas u otras sagas.
Gideon De Villiers es peculiar… integrado en una sociedad con valores demasiado antiguos para mi gusto, tiene un considerable lavado de cerebro integrado, por no mencionar sus muchos prejuicios de base propia. Bajo toda esa fachada de perfección y ego hay un chico de lo más mono, con un gran corazón y entendimiento que me ha robado el corazón.
Ah, pero estos no son los únicos personajes dignos de mención. Tenemos también a una carismática y entusiasta amiga Leslie que le da un toque extra de humor y al mismo tiempo un poco de inteligencia a la novela. Y otro personaje que me ha encantado ha sido la visionaria, parlanchina y un poquito loca Tia Maddy.

Ahora, pasemos a la trama:
Kerstin Gier siembra las dudas desde el primer momento. ¿Por qué ella y no Charlotte? Y le siguen un millón de sorpresas y secretos que te hacen devorar cada página como si fuera la última.
En este libro no podemos contar con una gran dosis de romance (eso no quiere decir que no lo haya), peroooo (que poquitas veces digo esto) yo no lo he echado de menos. Eso indica, ni más ni menos, que atada a tantos misterios conforme estaba no pensé en una historia de amor. Esto sucede pocas veces, porque lo admito públicamente: soy una romántica empedernida sin solución.
El lenguaje es sencillo y dinámico por lo que además de ser fácil es rápido de leer. En ocasiones esto es un punto negativo, porque el autor te hace sentir que estás frente a un cuento para niños, pero no es lo que ha sucedido esta vez. Kerstin tiene una forma clara y precisa de explicar una trama misteriosa que nos lleva a viajar a distintas épocas, con distintos atuendos (¡y qué atuendos!) y personajes peculiares.
¿Quién es el malo? No sabría decirte. ¿Quién es el bueno? Supongo que Gwen, al fin y al cabo la pobre no sabe demasiado.
Es un perfecto libro introductorio, no desvela demasiado, consigue sembrar más dudas de las que jamás pudiste imaginar, y provoca que ansíes leer el segundo. Algo que voy a hacer hoy mismo.
Tengo que admitir que dudaba de que esta historia fuera tan buena como decían, pero lo es. Por eso, aquí tenéis otra recomendación, la mía.

Puntuación:


Si no le doy los cinco chocolates, es porque pienso que el final pudo haber sido mejor, me faltó un capítulo más, no me gustan los finales tan abiertos. Pero aún así es alucinante el modo en el que Kerstin Gier ha tratado una temática tan usada, le ha conferido un toque que hace que parezca algo completamente nuevo.

Un fuerte abrazo, Melinda.

2 comentarios:

  1. Magnifica reseña nenaa!!adoro esta sagaaa

    ResponderEliminar
  2. Tras leer tu reseña estoy deseando leer el libro.

    ResponderEliminar